Fiestas y Verbenas


Las fiestas más destacadas para nuestra Agrupación son el Dos de Mayo, fiesta de la Comunidad Autónoma, y las Fiestas patronales de la Capital, San Isidro y la Almudena. De entre las fiestas de los distritos, cabe destacar por su casticismo y por el cariño con el que los socios participan en ellas, San Antonio de la Florida, del distrito de Moncloa, y San Cayetano, San Lorenzo y la Paloma, del distrito Centro. Todas ellas, salvo el Dos de Mayo, son famosas por sus verbenas. Las verbenas son actos festivos de carácter popular realizados al aire libre con motivo de alguna festividad. En ellas se baila y se suelen celebrar al final de la tarde y por la noche. Son festejos más modernos que las romerías, y el origen de su nombre viene de una planta conocida popularmente como verbena cuya presencia era muy abundante en Madrid. Como florecía de mayo a julio, se hizo costumbre en Madrid acudir a los bailes populares con un ramito de flores de verbena, los hombres en la solapa y las mujeres en el pecho. De esta manera, a ir al baile nocturno se le empezó a llamar “ir de verbena”.

Fiestas del Dos de Mayo

Con motivo del 200 Aniversario de los hechos del 2 de Mayo, nuestra Agrupación comenzó a participar activamente en la celebración de unos acontecimientos dignos de recordar y que ensalzan al pueblo de Madrid.

Desde el año 2008 hemos participado en estrecha colaboración con la Asociación Histórico-Cultural Voluntarios de Madrid 1808-1814 en una remembranza de aquellos sucesos, en ofrendas florales en los monumentos que en Madrid recuerdan a aquéllos héroes, en recreaciones históricas en la Plaza del 2 de Mayo y en la Plaza de Oriente, representando fragmentos de zarzuelas de ambiente goyesco… todo ello ataviados con nuestro trajes de majos, manolas y chisperos.

Sin embargo, rescatado de nuestros archivos, hemos encontrado este recorte de prensa en el que se muestra cómo la Agrupación de Madrileños y Amigos Los Castizos participó en el desfile que se celebraba el día 2 de mayo y del que no tenemos más información ni constancia que esta fotografía, en la que se pueden identificar algunos de nuestros primeros socios.

San Isidro

Es la primera de las verbenas de Madrid, y tiene su origen en la romería que se celebraba ese día junto a la ermita dedicada a San Isidro Labrador, santo madrileño y Patrón de la ciudad, situada en al orilla derecha del río Manzanares en unos terrenos cercanos al puente de Toledo conocidos como Pradera de San Isidro. Durante los siglos XVIII y XIX la romería alcanza su apogeo, tal y como la inmortalizó Francisco de Goya. Posteriormente, el crecimiento de la ciudad deja a la ermita dentro del casco urbano y la romería se convierte en una verbena popular.

La tradición del 15 de mayo manda que se visite al Santo en su ermita y se escuche la misa de rigor, se beba el agua milagrosa, se compre el obligado botijo de cada año, se saboreen las rosquillas del Santo, tanto las listas como las tontas. Después se come sentados en la hierba de la pradera y, tras la siesta, se continúa la fiesta bailando algún chotis a ritmo de organillo.

La Federación de Grupos Tradicionales Madrileños, a la que pertenecemos, elige anualmente la Maja de San Isidro, adulta e infantil, galardón que las socias de nuestra Agrupación han obtenido en varias ocasiones. En las fotos que ofrecemos a continuación hay unas muestras de ello.

También participamos en un alegre Pasacalles con el resto de los Grupos Tradicionales Madrileños que parte desde la Puerta del Sol y termina en la Plaza de las Vistillas, donde actuamos todas las Agrupaciones.

San Antonio de la Florida

Decía la copla que la primera verbena de Dios envía es la de San Antonio de la Florida, y se celebraba en la noche del 12 al 13 de junio en los terrenos cercanos a su ermita, que Francisco de Goya decoró con sus frescos.

Esta fiesta comenzó siendo una romería a mediados del siglo XVIII y se celebraba en los alrededores de una modesta ermita de la Virgen de Gracia, situada en la ribera izquierda del Manzanares y donde se ubicó una imagen de San Antonio. Es muy probable que las primeras devociones surgieran de las lavanderas de esa zona del río y que fueran estas la que le dieran al Santo su fama de casamentero.

A mediados del XIX la zona era un pasaje sin apenas casas, en el que, junto a los tradicionales merenderos tan típicos de las afueras de Madrid, se extendían a lo largo del Paseo de la Florida los puestos de frutas. En aquellos tiempos comenzó a popularizarse la conocida verbena.

Fue entonces cuando las jóvenes modistillas, tan numerosas en el Madrid de la época y, según el tópico, tan dadas a asistir a las verbenas madrileñas, comenzaron a ir la mañana del día 13 a llevarle alfileres al Santo y a pedirle novio. De allí surgió la tradición de que el Santo les daba tantos novios como alfileres se quedaran prendidos en la palma de su mano.

Actualmente, para rememorar aquella época, se elige cada año como figura principal de estas fiestas a La Modistilla de San Antonio.

San Cayetano, San Lorenzo y la Virgen de la Paloma

Las fiestas de San Cayetano, San Lorenzo y la Virgen de la Paloma, fiestas patronales del Distrito Centro de Madrid, son las más populares y características de nuestra capital. Casi más que las celebradas en honor del patrón de la capital. Son también las fiestas en las que nuestra Agrupación participa más activamente, puesto que nuestra sede siempre ha estado en ese distrito. Desde hace muchos años pertenecemos a la Comisión de Fiestas, participamos según consta en nuestros estatutos en las tres procesiones y todos los años instalamos un kiosco de bocadillos y bebidas con el que sufragamos, en parte, los gastos de la Agrupación.

En estas fiestas se celebra la verbena más famosa y castiza de todas: la verbena de la Paloma. Prueba de su popularidad fue su elección como escenario en una de las zarzuelas más famosas del maestro Tomás Bretón, con libreto de Ricardo de la Vega, estrenada el 17 de febrero de 1894 en el Teatro Apolo.

Los personales de La Verbena de la Paloma: Don Hilarión, La Casta, La Susana, El Julián, la Señá Rita, la Tía Antonia, guindillas y serenos, chulapos y chulapas, eran el vecindario típico de aquellas casas de corrala madrileñas en la época en que está ambientada la zarzuela.

Estos personajes son tan característicos que, desde hace muchos años, se eligen como distintivo de las fiestas del distrito. Nuestra Agrupación ha aportado en numerosas ocasiones dignos representantes de estos madrileños universales.

En un primer momento, y hasta el año 2003, el kiosco se instalaba en el patio del Colegio de la Paloma en la Carrera de San Francisco. Desde el año 2004 hasta ahora estamos situados en la Plaza de la Paja, compartiendo dicho espacio con nuestros amigos de la Agrupación El Orgullo de Madrid.

Para ambientar las fiestas y mostrar uno de los elementos más característicos de las verbenas madrileñas, se tocaba a diario un organillo que nos proporcionaba nuestro Socio de Honor Antonio Apruzzesse. También desde hace tiempo, nuestro grupo artístico ha realizado diversas actuaciones de las que ponemos una muestra.

En nuestro kiosco hemos podido disfrutar de la presencia de personajes muy queridos y famosos. De algunos no tenemos documento gráfico, pero de otros conservamos las fotos que aquí mostramos.

Uno de los rasgos más característicos de estos barrios del centro de Madrid es la ilusión y el esmero con los que los vecinos decoraban sus calles, fachadas y balcones. Para mantener esta tradición, el Ayuntamiento organiza un concurso de engalanamiento de calles, fachadas y balcones en el que hemos participado en varias ocasiones e incluso ganado algunos premios. He aquí las fotos que hemos encontrado.

En nuestros estatutos viene reflejada la obligatoriedad de participar en las procesiones de San Cayetano (7 de agosto), San Lorenzo (10 de agosto) y la Virgen de la Paloma (15 de agosto) para dar colorido y acompañar a nuestros queridos patronos.

Después de la procesión de San Lorenzo invitamos a los vecinos del barrio, a los fieles que asisten al acto, al resto de las agrupaciones y a la Junta Municipal a degustar en la calle, como es típico en este barrio, la tradicional limonada madrileña, que según el decir de muchos, es la mejor de todo Madrid.

Fue la Agrupación de Los Castizos la que empezó a hacer una Ofrenda Floral a la Virgen de la Paloma exponiendo la reproducción del cuadro pintado por nuestro socio Antonio Chiwerto. La ofrenda se situaba en el exterior o en el interior del recinto de la Carrera de San Francisco, donde teníamos ubicado nuestro kiosco de bebidas. Actualmente, el Ayuntamiento se ha hecho cargo de este acto y se realiza a las puertas de la Iglesia de la Paloma, siendo un homenaje cada vez más multitudinario y popular.